Cambiar la decoración de tu casa y darle otro aire nuevo resulta bastante sencillo a través de los diversos papeles pintados que encontramos en el mercado. La oferta es casi infinita tanto en el diseño como por los diversos materiales en los cuales podemos encontrarlos.

Todo depende de la pared que deseemos empapelar, dependiendo de su características debemos elegir un tipo de papel de pared pintado. En ocasiones su colocación puede ser difícil por lo que siempre es recomendable seguir unas pautas para una correcta aplicación. En otra ocasión hablaremos de cómo encolar los papeles pintados a la propia pared, tiempo al tiempo…

Lo más complicado,  suele ser elegir los colores y la ubicación del mismo: es importante saber dónde va a ponerse, ¿se trata de empapelar toda la pared, sólo la mitad o sólo una parte de un espacio? Deberás considerar las necesidades.

Conviene recordar que los papeles lisos o con estampados pequeños agrandan visualmente los espacios, cansan menos y facilitan la coordinación con las telas y muebles de una estancia. Los estampados grandes y llamativos hay que utilizarlos con mayor precaución puesto que pueden ocupar mucho espacio visualmente. Sin embargo, bien utilizados pueden llenar el espacio de personalidad y muchísima calidez.

El mantenimiento del papel pintado depende de su tipología y, normalmente, viene indicado a través de símbolos en los propios embalajes de los rollos. Es recomendable tener en cuenta el papel de pared dependiendo de la estancia que vayamos a empapelar, no es lo mismo un baño, una habitación con niños pequeños o un salón. Te recomendamos que escojas un tipo de papel especialmente adecuado para cada situación.

Queremos ayudaros y ofreceros una pequeña guía a la hora de encontrar el papel de pared más adecuado para vuestros objetivos decorativos. Estos son los papeles pintados más empleados y demandados en el mercado:

Tipos de papel de pared

  • Papel vinílico: Es uno de los tipos de papel de pared más comunes. Está compuesto por una capa de papel recubierta por un plástico o vinilo que le otorga un acabado brillante y lo hace fácil de limpiar (con una paño húmedo) e impermeable, razón por la que se suele emplear en lugares de tránsito o susceptibles de ensuciarse como las cocinas, baños, habitaciones infantiles, pasillos, etc. Para colocarlos es preciso humedecer la pared con anterioridad y utilizar una adhesivo tipo metil-celulosa, aunque también podemos encontrarlo preencolado y listo para colocarlo en la pared.

  • Papel texturado: Debido a los relieves que poseen se tratan de papeles muy indicados para apillar en aquellas paredes que tienen imperfecciones o defectos de acabado. Son más caros que los anteriores porque además de la textura tienen un acabado vinílico que los hace susceptibles de ser lavados. Para la colocación debemos encolar tanto la pared como el papel con una cola tipo metil-celulosa.papel-texturado
  • Papel con base textil: Es uno de los papeles más utilizados tradicionalmente en decoración. Se trata de un tipo de papel realizado con materiales naturales (seda, algodón….) que ofrece un acabado diferente, sin embargo su limpieza es delicada, por eso se recomienda colocarlos en zonas de poco tránsito. Su colocación también es más difícil y una vez fijado es difícil de quitar.Papel pintado base textil.
  • Papel tejido-no tejido (TNT o NON VOWEN): Son papeles formados por fibras textiles no tejidas que van recubiertas por un acabado vinílico, por lo que es un material impermeable y lavable apto para zonas de mucho tránsito en casas, comercios, hoteles, oficinas etc. Se coloca fácilmente encolando la pared con una cola metil-celulosa de alta calidad.Papel TNT.
  • Papel pintable: Pensados para que se pueda pintar sobre ellos con pintura plástica o sintética, estos papeles no tienen ningún tipo de recubrimiento. Así que, si se manchan son difíciles de lavar.Papel pintable.
  • Las cenefas: Son rollos de papel estrecho que permiten dar un toque diferente a una habitación aunque esté pintada, o como remate de un papel pintado colocado hasta la mitad de la pared, a modo de friso.Las cenefas.

En definitiva, la colocación y la elección del papel de pared estará condicionada a todos lo expuesto arriba. Se trata de un método rápido y eficaz para cambiar por completo la decoración de cualquier estancia. Si tenéis alguna duda o consulta no dudéis en dejarla en los comentarios.

Ahora os animamos a buscar una pared a empapelar, escoger una buena elección y….¡¡¡manos a la obra que vamos a empapelar!!!