Los colores están presentes en todo aquello que nos rodea e influyen fuertemente en la manera en la que nos relacionamos con el entorno. Son muchos los factores en los que el color pude influir. En la cromoterapia se emplean los colores como medio de curación de dolencias, en publicidad el color se utiliza para dirigir el consumo de ciertos productos a un público específico, y en decoración nos permite modificar los espacios para modificar visualmente nuestra percepción generando diversas sensaciones, como ampliar visualmente espacios pequeños o dar mayor luminosidad ,e incluso podemos generar sensaciones térmicas a través de los colores fríos y cálidos.

Colores fríos:

Otorgan sensación de frescor y “alejan” las paredes, por lo que son muy convenientes para zonas cálidas y que necesiten crear profundidad. Dentro de esta categoría encontramos los azules, blancos, violetas, grises, negros y algunos verdes.

color frio

Colores cálidos:

Crean atmósferas acogedoras y cálidas, razón por la que son idóneas para zonas frías. También sirven para crear ambientes románticos. Su gama se desarrolla entre rojos, amarillos, naranjas, púrpuras y verdes amarillentos.

calor

También es importante el tipo de acabado de la pintura que queremos aplicar (mate, satinado, brillo) ya que cada uno de ellos reflejará la luz de manera diferente, y por tanto conseguiremos efectos muy diversos.

Antes de decantarnos por unas u otras tonalidades debemos analizar la iluminación de la estancia, ya que ésta influye directamente en su percepción; no es lo mismo observar los colores bajo luz halógena (cálida o amarillenta), luz fluorescente (fría o blanca) o bajo la cambiante luz natural, que variará en función de la meteorología o la hora del día.

Cómo elegir los colores según la habitación

El baño y la cocina son lugares en los que no solemos pasar mucho tiempo, por esta razón podemos utilizar colores más llamativos en ellos, sin embargo, el resto de las habitaciones están pensadas para relajarnos, charlar o estudiar, así que debemos tener más cuidado con la elección de los colores:

En el dormitorio:

Se trata del espacio dedicado al descanso, por lo tanto debemos generar atmósferas agradables que inviten a relajarse. Los verdes, azules, blancos y grises son los colores más apropiados.

image

 

-En la sala:

Los colores tierra son los que más se utilizan ya que suelen ser relajantes y tranquilos, A pesar de esto, podemos utilizar colores más llamativos para dar mayor personalidad al espacio, siempre y cuando se convine con otros complementos más neutros.

SALON GRISES

-Zonas de trabajo:

Debemos buscar colores que generen comodidad y concentración, ya que pasamos muchas horas al día en ellos y conviene que nos centremos en utilizar amarillos y naranjas (que activan la creatividad) pero también un color más neutro como el gris para transmitir tranquilidad.

image

ZONA DE TRABAJO

 Puedo combinar diferentes colores?

Si lo que estamos buscando es pintar diferentes estancias en varios colores se recomienda buscar colores que guarden cierta armonía.

Al usar dos colores en diferentes paredes se pueden lograr resultados interesantes como generar amplitud, mermar un espacio o destacar un rincón.

Para aumentar visualmente la altura de nuestros techos es conveniente pintarlos de un tono más claro que las paredes (o de blanco), y si queremos conseguir el efecto contrario utilizaremos un color similar o más oscuro que el de las paredes.

Pintar los muebles del mismo color que las paredes hace que visualmente éstos ocupen menos espacio.