En Vuelta de Tuerca, de entre otros muchos materiales, también trabajamos con textiles y especialmente con telas de fibras naturales, en un alto porcentaje. Por norma general, procuramos escoger entre retales y despieces de telas los más afines a nuestro modo de ver el mundo. Sin embargo, en muchas ocasiones no es oro todo lo que reluce y no todo es blanco o negro, existen muchas gamas de grises entre medias a las cuales debemos prestar atención

Para tener un buen criterio y hablar con conocimiento de causa vamos a conocer, resumidamente, las diferentes fibras que podemos encontrarnos en el mercado hoy por hoy

FIBRAS ANIMALES

FIBRAS NATURALES VS FIBRAS ARTIFICIALES.

Los tejidos han formado parte de nuestra vida desde los albores de la civilización. Principalmente, nuestra cultura textil se basa en los tejidos procedentes de fibras naturales y especialmente vegetales o animales. Sin embargo, desde mediados del siglo XX con la introducción en el mercado de las fibras sintéticas resulta muy complicado diferenciar y elegir un tejido en función de su origen.

Algo que debemos tener muy en cuenta es que las fibras naturales son la opción mas sostenible. Sus procesos industriales son más sostenibles y ecológicos, ya que reducen al mínimo los desechos. Las fibras de origen natural son un recurso renovable por excelencia. El proceso de la fibra desde su cosecha hasta la recolección de lamisma, no necesita de tanta energía como el proceso de las fibras sintéticas

Cada año se recogen toneladas de fibras extraídas de plantas y animales, pero a partir de la década de 1950 las fibras sintéticas han ido acaparando el mercado principalmente por tener unos costos menores, ser más resistentes y ofrecer muchas posibilidades de personalización. Por el contrario, no debemos olvidar que las fibras naturales proporcionan una ventilación natural, algunas aíslan del frío y del calor (fibras de lana), otras resisten a la acción de los ácaros y hongos (fibras de coco), y hay otras que tienen funciones antibacterianas (fibras de cáñamo), además de ser fibras reciclables y ecológicas.

Existen numerosos tipos de tejidos confeccionados mediante distintos y muy dispares tipos de fibras. Estar bien informado de sus propiedades características y concretamente de su composición no es tarea fácil. Por esta misma razón, queremos ayudar un poco a la causa y dejar constancia de estas diferencias.

fibras vegetales

Comencemos por lo básico, qué es una fibra?

Las fibras son elementos básicos de cualquier tejido y cada fibra posee unas características únicas. Estas fibras son hilos, los cuales mediante el hilado u otro proceso físico-químico, permiten la realización de un sinfín de tejidos. Cuanto más larga y fina sea la fibra, de mejor calidad será.
Los filamentos sin embargo, son hebras continuas, por lo que su calidad va en función de su suavidad y resistencia.

Debemos tener especial atención al conocer el origen de estas fibras. Las fibras textiles podemos clasificarlas en tres grupos:

Natural
Artificial
Sintético

En este post nos centraremos en las de origen natural, que abarcan las fibras de origen vegetal, animal y mineral.

Fibras Naturales:

Las fibras obtenidas de una planta o un animal se denominan fibras naturales. Estas fibras proceden de los vegetales, animales o minerales que después de cierto proceso de transformación y tratamiento son susceptibles de ser hiladas, tejidas o comprimidas para fabricar telas como la lana, la seda, el algodón y el lino.

fibras vegetales3

– Fibras vegetales

Normalmente son de procedencia celulósica y se pueden componer de una sola fibra (algodón) o de haces de fibras (lino, cáñamo, yute…). Se utilizan para la fabricación de textiles y elaboración del papel. Este tipo de fibras se clasifica en función a la parte de la planta que se aprovecha:

– Semilla:

Algodón: Se obtiene del capullo de la planta de algodón. Es una forma pura de celulosa de alta cristalinidad. Se trata de la fibra natural más empleada para fabricar hilos y textiles de todo tipo. Son resistente al mojado, tiende a arrugarse, afinidad por los tintes, encoje.

Coco: Sus fibras proceden de la cáscara de este fruto pueden ser bastas y largas o finas y rizadas, que se emplean para realizar guata, cuerdas y relleno para almohadones, sofás, etc.

Capoc: Fibra similar al algodón obtenida de las semillas del árbol de la especie Ceiba Pentandra. Su fibra es corta y frágil, transparentes, ligeras y muy resistentes al agua, por eso se utilizan como relleno y antiguamente para chalecos salvavidas.

fibras vetales2

Tallo:

Lino: Se deriva del tallo fibroso de la planta de lino.
Se debe lavar siempre a mano, nunca debe centrifugarse, ni lavarse a Tª altas a pesar de ser un fibra resistente, y a que puede encogerse con relativa facilidad . Es una de las fibras vegetales más fuertes y una de las primeras en emplearse para realizar textiles. Se trata de una fibra suave y flexible aunque más fina y más larga que la del algodón.

Cáñamo: Su fibra es fuerte, dúctil, brillante y duradera. Con ella se fabrican lienzos, velas, arpillera y estopa.

Ramio: Es una fibra más fuerte que el algodón. Resistente a los productos químicos y Fijan bien los tintes. Es duradera y suave. Se ha utilizado para producir papel y tejidos en China desde tiempos prehistóricos. Es una fibra muy fuerte, pero resulta tosca y difícil de hilar aunque se mezcla con otras fibras, pero se emplea en la industria papelera, de encuadernación, lienzos y otros, sustituyendo al lino.

Yute: Se trata de una fibra basta, débil y brillante, Absorbe humedad y es muy sensible a los ácidos. por eso se emplea básicamente en arpilleras y sacos, bramante, pasta niveladora de suelos de linóleo, geotextiles y papel para embalaje o decoración.

 

-Hoja:

Esparto: Son fibras muy duras y tenaces que se emplean básicamente para fabricar alpargatas, objetos de decoración y artesanía. Su uso principal: la fabricación de cestas y cuerdas

Abacá o Cáñamo de Manila: Es una fibra flexible, resistente al agua de mar y duradera por eso se utilizó mucho para las jarcias de los barcos. Hoy día, se utiliza para fabricar papel, arpillera, cordelería y como sustituto de fibra de vidrio en la industria automovilística.

Sisal: Fibra fuerte, duradera, relativamente flexible y resistente al agua salada, pero muy burda para utilizar en prendas de vestir y decoración. Se utiliza para cordelería y actualmente está sustituyendo al asbesto y la fibra de vidrio en mucho materiales compuestos.

Fibras animales.

Las fibras de origen animal son generalmente proteicas y el ser humano las ha utilizado desde tiempos prehistóricos para protegerse de las inclemencias del tiempo.

 

FIBRAS

Lana: Procedente del vellón de la oveja merina, alpaca, vicuña, cabra, conejo de angora.
Se trata de una fibra muy absorbente, con afinidad por los tintes, puede encojer fácilmente, de larga duración, suave al tacto, perdurable.

Cachemir y mohair: Son fibras procedentes de dos tipos de cabra, la “cabra de Cachemira” y la “cabra de Angora”. Ambas son suaves, sedosas y cálidas, pero el cachemir se caracteriza por ser liviana y tener muy buenas propiedades térmicas, y el mohair por su blancura natural, aptitud para el teñido y particular brillo.

Pelo de camello: Pelo fino y ligero con magníficas propiedades térmicas. La mejor fibra de pelo de camello proviene de los bactrianos de Mongolia, mientras que la fibra del pelo de alpaca es muy preciada y se emplea para realizar tejidos de alta calidad.

Pelo de bóvidos: La fibra conocida como “quiviut”, procedente del buey almizclero es la más cálida y ligera de las fibras animales, ofreciendo un aspecto similar a la angora. El pelo de yak también se emplea para tejer prendas de abrigo.

Pelo de caballo: La crin de los caballos es fuerte y flexible por eso se utiliza en rellenos de tapicería, cordelería, cepillos, pinceles y arcos de instrumentos musicales.

Angora: Proviene del pelo de una raza de conejo y se caracteriza por ser muy fina, ligera y suave. Además es fácil de hilar por lo que se utiliza mucho en la industria textil de alta calidad

Seda: Se obtiene del devanado del capullo de la oruga llamados gusanos de seda.
Su aspecto es brillante, de buena caída, no se arruga, resistente, agradable al tacto, absorbente, mantiene el color, afinidad por los tintes, se deteriora por el sol y el sudor.
Como curiosidad señalamos que se trata de un único filamento continuo producido de manera natural. Lo elabora la larva del gusano de seda y puede alcanzar entre 500 y 1.000 metros de longitud. Se trata de una fibra resistente, elástica y muy preciada. En la actualidad se está investigando sobre la seda que produce la araña de la seda de oro.

FIBRAS NATURALES

Si os ha picada el bicho de la curiosidad aquí os dejo un par de enlaces muuucho mas específicos sobre este tema …

http://www.fao.org/natural-fibres-2009/about/15-natural-fibres/es/

http://www.naturalfibres2009.org/es/fibras/