La Navidad, ese periodo del año donde todo cambia a velocidad de vertido en nuestras rutinas y el tiempo se nos va de las manos como granitos de arena. Prácticamente sin darnos cuenta!

Las calles se llenan de personas corriendo de un sitio para otro como gallinas sin cabeza. Se llenan los comercios, los restaurantes y bares de todo tipo de personas haciendo que se pueda apreciar un ambiente festivo y de alegría.

Se nota en las caras y en la actitud de cada uno de nosotros, todo es diferente, al menos durante unos días…

 

HOLA INVIERNO…..FELIZ NAVIDAD!

Las casas se embarcan en un sinfín de procesos de organización, decoración, listas de compras, días marcados en nuestros calendarios con compromisos varios…..Cada hogar se transforma en toda una aventura!

La Navidad se transforma en la excusa perfecta para reunirse con los tuyos, con aquellos que posiblemente ves de un año al otro. Haces lo posible por encontrar ese momento para tomarse un café con amigos con los que el resto del año nunca encuentras tiempo.

Hace unos días escuché una frase con la que estoy muy de acuerdo:

“La Navidad se vive en familia, se canta en conjunto y se celebra con todos.”

Estas fechas, te gusten o no, siempre haces lo posible e imposible para dejar todo perfecto.

La mesa bien condimentada y bonita, el árbol con las luces más luminosas y todos nosotros con nuestras mejores galas para reunirnos con nuestras personas favoritas a reír, comer y disfrutar. Todo para disfrutar de las fiestas del mejor modo que seamos capaces.

NUESTRA MAGICA NAVIDAD …

En el norte, es iniciar el invierno y comenzar las fiestas con la celebración de Santo Tomas el día 21 de diciembre. A partir de este día va todo seguido como el paso doble.

Este año, es un año único para nosotros, estamos felices y al mismo tiempo nerviosos porque nos hemos embarcado en la mayor de las aventuras.

Nuestra familia se hace más grande y no podemos estar más ilusionados y felices.

¡¡¡Vamos a ser papis!!!

Estamos a medio camino y aunque vamos teniendo algún que otro percance, dado que el bollito nos sale guerrer@ y hace que mama esté un pelín patxutxita….. como bien se dice:

“Sarna con gusto no pica, y no puedo dejar de sonreir!!!”

Por esta razón, nuestro taller estará cerrado hasta nuevo aviso, pero no os abandonaremos, prometido! Así que, nadie tiene que preocuparse. ;-)

Recordar, los mejores ingredientes para disfrutar de estas fiestas siempre son:

Rodearse de toda vuestra gente y  familia junto a toneladas de alegría y ganas de vivir!!!!

¡FELIZ NAVIDAD !