Poco a poco, vamos a introducirnos en la larga e intensa Edad Media para profundizar en el mueble medieval. A pesar del hecho de que esta época duro cerca de diez siglos,desde el siglo V al XV d. C. fue una etapa un tanto oscura y de pocos avances en el diseño del mueble. Especialmente, si nos centramos en las piezas cotidianas que todo el mundo podía poseer en sus hogares.

Incluso en las grandes estancias de la alta aristocracia o nobleza, sus piezas a pesar de ser de mayor elaboración, tampoco contenían en sus diseños demasiadas variaciones con respecto al resto de muebles que podemos encontrar en este periodo.

Las piezas  de mayor importancia, a nivel de diseño y calidad de los materiales empleados, podemos encontrarlos dentro de las edificaciones eclesiásticas las cuales merecen una especial  reseña debido a la complejidad y trabajo del detalle en su producción de estilo gótico. Estas piezas recreaban suntuosos y ricos trabajos imitando las fachadas de la arquitectura gótica mediante minuciosos tallados, torneadas y tracerías realizados en la madera durante el proceso de fabricación de estos muebles.

Para poder recrearnos y explicar con calma la importancia que poseen los distintos representantes medievales en lo que respecta a los muebles actuales, vamos a priorizar y destacar los elementos más punteros de la Edad media, que aún hoy perviven en mayor o menor medida.

El Asiento:

La silla”, ese objeto indispensable para cualquier estancia y que podemos encontrar en todas las casas en mil y un diseños y tamaños.  Es la pieza por excelencia, primordial en cualquier espacio.

Durante la Edad media, del mismo modo que ocurría en otras eras, el asiento estaba pensado para ser un elemento funcional más que estético. No se destinaba a decorar a no ser que se tratara de una cátedra o trono. Habitualmente los asientos estaban fuertemente clasificados  y solían realizarse con estructuras sencillas para el vulgo como los taburetes plegables y generalmente sin respaldos. A no ser que estuviera destinado a un alto cargo (nobleza, aristocracia, etc.) o a la iglesia.

La tipología de silla más valorada era el asiento de cadera, que mantiene las referencias de inspiración grecorromana. Estas sillas se realizaban en varios materiales como la madera en su estructura, además de guarniciones realizadas en tela (asiento) y un encorado de cuero en su respaldo, habitualmente con una guarnición y tapizado a vista.

silla medieval

La particularidad de este asiento radica en la colocación de sus patas a modo de tijera, pudiéndose doblar y recogerse fácilmente. Este detalle hace de esta pieza un mueble de fácil movilidad y transporte.

Suselaboraciones eran mas bien toscas y pesadas, donde únicamente se realizaban pequeñas incisiones o trabajos de talla y torneado en sus montantes. Sin embargo, cuanto más nos vayamos acercando a los último cinco siglos conformando la llamada Baja Edad Media, sus respaldos y palas centrales poseerán mayor finura en sus tallas y relieves, mostrando una elaboración más compleja y minuciosa.

Era costumbre el imitar o reproducir los elementos empleados en la arquitectura, destacando las tracerías y los pináculos que eran colocados a modo  de ornamentación en las ventanas de las edificaciones góticas.

silla gotica

Los asientos de finales  del siglo XV, en su mayoría de procedencia litúrgica, mostraban mayor complejidad en sus diseños. Asientos reservados para un personaje de clase alta o posición de honor debido a su ornamentación y estilo constructivo. Generalmente, en el panel central se representaban relieves que recordaban a las tracerías, coronados por rosetones y enmarcados por unos largueros con forma de pináculos que recogían un arco de estilo conopial, típicamente de la arquitectura gótica.

Y como no se puede hablar de sillas sin meter de por medio una mesa… vamos a observar alguna de las tipologías más destacadas durante este periodo.

La Mesa:

Estas mesas eran piezas de muchísimo peso y de un aspecto robusto y sólido que según fueron pasando los siglos hasta llegar al gótico. Poco a poco, fueron convirtiéndose en elementos algo más livianos y esbeltos. Debemos hacer especial inca pie a los aportes de delicadeza, formas ligeras y ascendentes que pretenden reforzar la sensación de verticalidad, característica principal de las edificaciones del gótico tardío y totalmente contraria a los ideales románicos.Se fabricaban en madera maciza, con tableros de duramen sobre caballetes independientes, para poder retirarlas una vez se cumplía su función. También podían ser empleadas de manera más excepcional, como mobiliario decorativo de una estancia enriqueciendo su apariencia con tejidos suntuosos para ocultar las patas o elementos más rudimentarios (Sala, despacho, etc).

mesa medieval

Las mesas habituales entre la clase baja, lo que viene a ser las personas humildes o del populacho, eran mucho más toscas y rudimentarias en comparación con las de la burguesía o nobleza y como era norma general, las mejores piezas o de mayor calidad procedían del clero o aristocracia. Elaboradas en madera, poseen como característica principal el poder ser doblada y retirada con facilidad.

Algo importante en la época, ya que solían trasladarse de una posesión a otra con bastante asiduidad.

La decoración empleada solía ser muy sencilla con patas robustas y suavemente torneadas, realizadas en maderas duras de roble, nogal o castaño.

Durante el siglo XV se plasmaban en estos muebles la típica decoración ejecutada en la arquitectura gótica, como podemos apreciar en sus tracerías, motivos livianos y ligeros a través de series geometrías (motivos trilobulados, roseta central) en sus lacerias, elementos arquitectónicos (columnas, arcos ojivales) y motivos más orgánicos de vegetación a los largo de toda la estructura que conforma el soporte del tablero (base, patas y pies).

mesa gotica

Todas y cada una de estas piezas si hemos tenido la gran fortuna de adquirirlas o heredarlas e incluso conseguir alguna con ese peculiar toque destartalado en alguna feria o anticuario, son muebles con infinidad de posibilidades. Pueden conseguir dar un enfoque particular y de lo más actual según como mezcles o decores tus estancias. Recuerda que el éxito está en saber combinar y si lo que buscas es algo personal y con carácter no existe nada comparable a la historia y los momentos que pueden albergar estos objetos.

Si por esos pequeños errores del destino no puedes tener una pieza original existen numerosas piezas de inspiración medieval que conseguirán un efecto muy similar.

estancia ambiente medieval estancia medieval 2