La historia es siempre fabulosa y apasionante. Por eso, a partir de hoy, todos los viernes tendréis una cita con la historia del mueble y su evolución en Vuelta de Tuerca. En esta primera entrega hablamos de la historia del mueble en Egipto, una civilización gracias a las cual hoy somos como somos. En las siguientes entregas, viajaremos por las civilizaciones Romanas y Griegas también.

Nuestra identidad nace de ellas, y lo mismo podemos decir de la decoración y el mobiliario. Tan importante es estar cómodos en el mobiliario de nuestra casa, como utilizar los muebles para aparentar y mostrar un estatus. Estas dos cualidades son las que hemos heredado de la historia.

Aquí comenzamos nuestras aventura por la historia del mueble. Desde nuestro taller hemos creído conveniente comenzar instaurando un pequeño boletín semanal -los viernes- que esperamos se convierta en una cita de interés y encuentro con la historia y con todos vosotros.

Nuestro objetivo es haceros disfrutar cada semana con una pequeña muestra de lo que han sido los orígenes y la historia del mueble, con sus diversas técnicas y métodos de elaboración a través de los siglos. Todo un repaso apasionante por lo que han formado las bases dentro de la historia de la decoración: desde las más milenarias hasta los inicios del mundo industrial y su relación con la producción mobiliaria y las artes decorativas.

Los orígenes de muchos de los muebles que hoy tenemos en nuestros hogares son recreaciones o modelos inspirados en piezas de otras épocas, como la egipcia que traemos hoy. Muebles que han evolucionado o reinterpretado para ofrecer sus mejores cualidades y hacerlas más confortables y atractivas según las tendencias y estilos de cada época.

Al echar la vista hacia atrás, podemos ver como la civilización egipcia es buena muestra de ello. De cada una de estas tres civilizaciones resaltaremos algunas de las piezas más importantes y comunes y que han permanecido entre nosotros manteniendo -casi- el modelo original. Es decir, hablamos de piezas que todavía serían reconocibles independientemente de la modernización y evolución de las mismas.

El mueble en Egipto: el nacimiento de las camas y las sillas

De Egipto nos hemos quedado con dos de los elementos más destacados en cuanto a mobiliario se refiere: las camas y las sillas. La importancia de estos dos elementos queda justificada pues a día de hoy se siguen utilizando.

El primero y de mayor relevancia es la cama, muy similar a las actuales se realizaba sobre una base de madera. Las maderas que empleaban los egipcios eran de baja calidad y casi siempre maderas de la zona: ciprés, acacia, palmera, etc.

Para mejorar su calidad estética empleaban los “chapeados” -láminas finas de una madera de mejor calidad, que recubren la estructura central-. Esto parece relacionado con la edad moderna y sin embargo era común en el mundo egipcio. La decoración de sus piezas mediante la técnica de la encaústica, aplicada en seco sobre enyesados directamente a la madera.

La ornamentación de los muebles egipcios era muy detallista y rica en sus complementos, pudiendo observar originales bajorrelieves o huecos grabados en el propio soporte, como aplicaciones de taracea mediante piedras preciosas tales como: vidrios, lozas, marfil, etc. También se empleaba pan de oro o plata para decorarlos.

La estructura de estas camas se elaboraba sobre listones unidos por ensamblajes. Los egipcios sólo empleaban ensambles de madera más dura y colas animales o vegetales para las uniones. La zona de la cabecera estaba algo más elevada que el resto del cuerpo pero se procedía a una decoración más profunda en la zona de los pies, elevando su travesaño por encima del mismo. Esto era algo totalmente diferente a lo que se aprecia en las camas y cabeceros actuales.

Historia del mueble. Camas en el antiguo Egipto.

 

Sus patas estaban torneadas y generalmente con formas de toro o león colocadas sobre un cilindro protector para el suelo. Los pies eran diferentes, las delanteras de las traseras, siendo estas últimas torneadas con forma de garra con bola y el resto con elementos de voluta y alas. A lo largo de los travesaños se colocaban tiras de cuero muy tensas, colocadas en húmedo para que al secarse provocara ese tensado y poder reposar sobre éste un colchón.

Las sillas en el antiguo Egipto

Las sillas son un asunto diferente. Eran minuciosamente diseñadas para aportar no sólo una pieza decorativa sino un asiento confortable, casi anatómico. El diseño más destacado de silla poseía un respaldo alto a modo de trono con patas rectangulares y pies de garra de animal sobre una base metálica para protegerla del tallado de la madera, de igual modo que en siglos posteriores se comenzó a colocar pequeños zuecos metálicos en los pies de la mesas para proteger los suelos.

 

Historia del mueble en Egipto. Sillas.

El respaldo muy alargado y vertical pretende mejorar la ergonomía de la silla. Estas sillas poseían un asiento cóncavo, curvado anatómicamente para ser más confortables. También se podía colocar un almohadón sobre él.

La superficie de la silla, era realizada en madera y ornamentada mediante taraceas y contrachapados en diferentes maderas proporcionando a la pieza cromatismo y movimiento.

Las partes de mayor valor se elaboraban con materiales muy preciados y caros como son el marfil y el oro.

Incluso hoy en día podemos observar muebles de similares características a las piezas egipcias. Estos diseños han sido adaptados a los gustos y estilos vanguardistas y contemporáneos, amoldándose a las decoración actual como podemos apreciar en las imágenes de esta preciosa estancia donde todo casa de un modo excepcional, a pesar de la disparidad de sus piezas.

Si habéis disfrutado este guiño a la historia tanto como nosotros al escribirlo, ¡os esperamos en el siguiente capítulo con una nueva entrega!