Los cactus en todas sus variedades están a la orden del día, pero si a muchas les pasa como a mi que las plantas no nacieron para estar a tu vera… no te preocupes!!

Hay otras opciones igual de decorativas y sin duda mucho más ingeniosas y divertidas que como factor añadido podréis realizar vosotros mismos con muy poquito.

Existen varias opciones pero para aquellos que no posean ciertas dotes creativas o manuales y el hecho de realizar algo de modo manual ya les suponga todo un reto, os lo vamos a dejar tan fácil que hasta un niño podría hacerlo, ¿Os animáis?

1º opción : Cactus de Piedra.

Bien, la primera de nuestras opciones son los cactus de piedra. Sí, sí …leísteis bien, de piedra!!

CACTUS PIEDRA

El elemento perfecto para que esta fabulosa planta no se convierta en un manojo de desechos verdes.

Lo único que necesitaréis será un buen puñado de piedras bonitas , si son redondeadas y planas muchiiiisimo mejor y mas fácil os será para pintar. Lo ideal es coger piedras en diferentes formatos y dimensiones para crear una combinación más armónica y atractiva.

También, para proceder a su realización, tendréis que reunir:

  1. Pintura verde y blanca. También algún color si deseáis dar un pequeño toque a modo de flores.
  2. Brocha y pinceles , al menos en dos tamaños para los detalles de los pinchos y flores.
  3. Un tiesto bien bonito donde colocarlas
  4. Y muchas ganas de dar rienda suelta a vuestra imaginación.

2ª Opción: Cactus en textil.

En caso de que las piedras no sean lo vuestro, y sois unas adictas al punto, al ganchillo o a los textiles en general. Esta es vuestra opción.

Los cactus de crochet o confeccionados mediante plantillas de tela. Son perfectos para decorar cualquier habitación infantil y no tan infantil…

CATUS CROCHET

Además de ser un DIY perfecto para las largas tardes de invierno donde el tiempo no acompaña para otro tipo de ocio.

Aquí os dejamos una primera plantilla que podréis descargar e imprimir para comenzar a practicar vuestro primer boceto de cactus artificial.

CATUS TELA

Suerte y a crear se ha dicho…